domingo, 5 de diciembre de 2010

La Mala Ciencia ficción

Pues si el otro día hacía una defensa sobre la ciencia ficción como buena literatura, hoy creo que voy a poner un ejemplo de lo que no es la ciencia ficción.

Skyline no es ciencia ficción. Hace tiempo que no iba al cine, y el otro día fui a ver esta...película, o lo que sea. Comienza planteando una invasión de naves alienígenas que van por ahí abduciendo a la peña, pero como en el Makro, todo a granel. A parte de que como película deja muchísimo que desear (personajes planos, planísimos, fotografía cutre, colección enorme de clichés y tópicos pasados de moda y planteamiento lamentable del argumento... tanto que no se sabe cuál es), como historia es pésima.

Una historia de ciencia ficción necesita algo más que efectos especiales, naves alienígenas y sucesos raros. Tiene que tener una coherencia. La idea es partir de un conocimiento superior al actual, y construir a partir de ahí una historia con lógica. Lo que la gente cree que es esto, es inventarse lo que a uno le viene bien, y de cualquier manera. Pero eso es fantasía... mal hecha además. Quién escribe una historia de sci-fi, debe  saber algo de ciencia, aunque sea a nivel de divulgación, para poder plantear desafíos o enigmas que se van resolviendo con lógica. O eso me parece.
Clásico robot calzador Amstrad
  




Un ejemplo claro son las novelas de Asimov: da un salto secular en el conocimiento científico, robots con cerebro positrónicos, que nadie sabe hoy en día qué son ni como funcionan ni nada. No existen. Pero parte de esa base, y de que se rigen por las tres leyes robóticas. Y a partir de ahí comienza una historia de robots y ciencia, que tiene sentido y lógica. Eso es ciencia ficción. Que si habla de antimateria (ejemplo sería el positrón), no se diga que es indestructible o poderosa (como dicen en El Incal, una historia gráfica muy famosa de Möbius y de Jodorowsky, famoso por idas de olla pseudocientíficas), sino que se hable de ella como lo que es: materia que se desintegra con la materia ordinaria. Nada más, y nada menos.


Pero los guionistas y director de Skyline nunca oyeron hablar de ciencia, ni de ciencia ficción... ni siquiera de las reglas para escribir un guión. Y te pasas la película entera pensando si habrá alguna forma en que esta gente podría enderezar esa lamentable historia.


Para poneros un ejemplo de la tontería y estulticia que demuestran los perpetradores de esta castaña, os cuento algo que nos hizo bastante gracia al amigo que vino conmigo y a mí: el Ejército estadounidense decide atacar una nave nodriza que anda por Los Ángeles, con un pepino nuclear. Dejando aparte el detalle de que los protagonistas miran la escena desde su casa (a escasos 5 km, así a ojo) y ni siquiera se rompen los cristales de las ventanas, resulta que la nave cae en llamas y destrozadita. Pero comienza a recomponerse (sí, amigos, se recompone y se "des-calcina" ella solita, así sin pestañear). Bien, entonces, el Ejército decide que después de fracasar su arma más poderosa, sólo queda una opción. Llevar helicópteros con marines de a pie, armados con... ¡fusiles y bazokas! ¿Pero piensan que somos gilipollas? No te funciona un ataque nuclear, y decides que tu opción es mandar soldaditos a una zona radiactiva, armados con tirachinas, como quién dice...


En fin, esto que acabo de poner podría ser considerado spoiler, pero es que la película no la recomiendo ni para bajar de internet, porque son dos horas perdidas. Un ejemplo brutal y claro de lo que NO es ciencia ficción. Un saludo!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me ha gustado casi tanto como Independence Day: ¡Peliculonaco!, acho.
J

PS: Muy chulo el nuevo tema del blog

G de Galleta dijo...

Gracias. Carga un poco más lento que el anterior, pero me gusta más el diseño.

Piedra dijo...

Por desgracia esta suele ser la tónica general de la ciencia ficción actual. Hoy día con los medios de que se dispone se podrían hacer autenticas maravillas pero solo se hace bazofia que únicamente parece querer lucir a determinados actores, determinadas partes de actrices y muuuchos efectos especiales que por lo exagerado de su uso, pasan a ser ridículos, parecen mas dibujos animados que una película.

Incluso los refritos de películas antiguas, son mas malos que las viejas con sus efectos caseros, cuya historia da cien vueltas, (por ej. la guerra de los mundos).

A pesar de todo, aun se puede ver algo que valga la pena como
"Distrito 9" o sunshine , aunque claro , sobre gustos...

G de Galleta dijo...

Cierto. A veces pienso que si fuese productor de cine, me fusilaría las obras de Asimov y esta gente, intentando ser fiel a las historias. Seguro que me hacía de oro.

Por otro lado, lo bueno es que cuando encuentras alguna buena, da un subidón muy guapo. Por cierto, Distrito 9, a pesar de que oí gente bastante crítica, fue una peli que me moló muchísimo. Y la de ¿Sunshine? No la he oído, pero me quedo con la recomendación. Ya te contaré.

Un saludo!

Nicolás dijo...

Estuve a punto de descargar Skyline hace un par de días, pero me falló la conexión. Después de esta no-recomendación ni me molesto.

Mejor miro "distrito 9", que me puede interesar más por lo que dicen. Gracias por ahorrarme dos horas de insultos, G.

Saludos.

P.D.: El nuevo tema está muy bueno.

G de Galleta dijo...

Gracias, estoy bastante satisfecho con el nuevo diseño del blog. Y sí, Distrito 9 mola bastante, y no es la típica película de aliens (desde luego que no). También es verdad que tiene algunos agujeros de guión, pero no se notan mucho. Un saludo!

Alive dijo...

Uf, yo fui con esa película con unos amigos y con toda la ilusión del mundo, pensando que igual era buena y todo, pero fue insufrible.
Con todo esto, parece que la única forma de disfrutar de la ciencia ficción son los libros.

Saludoss.

javistoteles dijo...

jejejeje
macho esta peli merece ser usada como torturam aunque ahora que lo pienso, eso no se lo haría ni a mi peor enemigo xDD