lunes, 12 de octubre de 2009

FENG SHUI occidental o el arte de la estafa





NOTA:
descubro que el periódico donde apareció este artículo de Feng Shui, ya cerró, pero yo no me acordaba. ¡Cómo nos acostumbramos a los cambios! Dejé de leer los periódicos gratuitos y ya no sé cuál sigue existiendo...

Hace casi un año que tenía preparada esta entrada, pero por circustancias personales, no pude publicarla. Y ahí quedó, abandonada entre los "borradores" de mi blog, porque yo pensaba que estaba inacabada. Pero resulta que básicamente dice lo que yo quería decir, así que sin modificar nada, la voy a publicar. Probablemente tenga algún fallo, pero sé que me perdonareis. Es una pena que no tenga el artículo original que usé para escribir esto, porque el tema de energías putrefactas y negativas era bastante cachondo. Bueno, ahí va:

Diario gratuito METRO, Jueves 27 de Noviembre de 2008. En la página 12 hay un artículo acerca del arte del Feng Shui. G estaba preocupado: "¡Necesitamos un gato, que la Energía se pudre!". ¿Cómo que se pudre? "¡Que sí, que lo dice el Feng Shui!"¿Pero acaso la energía es una manzana, o una pera? Me pasó el artículo y lo leí. Fue sorprendente... de una antigua filosofía china, una pseudociencia occidentalizada, con un popurri de chorradas diversas, para atraer al mayor número de incautos posibles. Resulta que en el articulito este (una sola página, pero repletita de patadas a la ciencia de verdad y al sentido común) comenta que es bueno tener un gato si uno está fuera de casa mucho tiempo, porque así evitamos que la energía se pudra...¡Coño! y no puedo mejor meter la energía en la nevera, para que esté fresquita?

-"Es que soy alérgico a los gatos"
- Pues cada vez que entres en casa, olerá a rancio, o a leche cortada. Porque la energía no la puedes comprar congelada.

Por otro lado, comenta que el sofá debería ser blanco, cuadrado y cercano al suelo, porque así contrarrestra el efecto negativo de los fantasmas (¡SÍ SEÑOR!) que "traen frio, desorden y sensación de caos" (sic). Resulta ahora que los chinos ancestrales también tenían a los fantasmas que tenemos nosotros...?? No. Los chinos y japoneses, creían en algo parecido al alma, y veneraban a los antepasados. Sí creían en la persistencia del alma tras la muerte, pero los fantasmas vagabundos y tocahuevos son puramente occidentales (y de este siglo, más concretamente). Así que vemos cómo se puede convertir una filosofía oriental antiquísima en negocio, simplemente añadiéndole un toque de cultura popular local, con elementos pseudocientíficos como la energía. Y también con un poco de palurdismo, como el concepto de energía putrefacta. Me gustaría que la señora a la que entrevistan en el artículo, me explicase qué es la energía, y cómo puede demostrar todo lo que dice. Porque ella lo llama ciencia, y la característica principal de la ciencia es predecir comportamientos, y demostrar las afirmaciones que hace. Pero me temo que todo quedaría en una especie de balbuceo en el que mezclaría conceptos tan peregrinos como energía negativa (me imagino que en un concepto psicológico, no se referirá a que tiene signo menos...) "energía del espacio" (lo que ella no sabe es que las teoría cuánticas de campos sí contemplan una energía de vacío, o "del espacio"), "energía de la creatividad"...

A este paso, esta señora se podría pasar por un laboratorio de física teórica (si es que tal engendro existe! "Laboratorio" y "física teórica" en la misma frase! algo va mal en mi cabeza...) para explicarles cuáles son esas energías, y así a lo mejor descubrimos también que es la energía oscura.

3 comentarios:

lampuzo dijo...

Es lamentable que mucha gente crea en la pseudociencia. De todas maneras deberíamos de preguntarnos el porqué. Yo sinceramente pienso que esto es debido a que quién dispone del conocimiento se pasa demasiado tiempo recordándoselo a quién no lo tiene ó peor, desanimándo a quien desea poseerlo.

Tal vez sería mas positivo incentivar que no someter.

Saludos,

G de Galleta dijo...

Puede que haya un problema de "elitismo", en el sentido de que quienes tienen el conocimiento, se sienten cómodos en esa posición. Pero también creo que el sistema educativo pone muchos problemas para alcanzar conocimientos de ciencias avanzados, por los malos planes de estudios y mala pedagogía. Y quizá eso deriva en que alguien que se licencia en ciencias, siente cierto orgullo por el esfuerzo que ha realizado para conseguirlo.

En cualquier caso creo que los científicos cada vez hacen más esfuerzos por presentar la ciencia de la forma más asequible posible, pero es verdad que a partir de cierto nivel, no es fácil explicar las cosas con ejemplos cotidianos, y se necesitan conocimientos más profundos de matemáticas, química, biología... No es algo fácil solucionarlo, y creo que las creencias irracionales y la pseudociencia, siempre nos acompañarán.

Saludos y bienvenido!

Cerdo dijo...

Cada vez que escucho las palabras "energía podrida" siento ganas de tomar mi revólver.